¿CÓMO ELEGIR EL ARENERO PERFECTO PARA MI GATO?

Con un MICHI en casa es necesario saber este tema.
Primero debes tener en cuenta que existen los areneros abiertos y cerrados.

Bandejas de arena abiertas:

Los areneros abiertos son básicamente una bandeja en la que uno de los laterales es más bajo para facilitar la entrada. Sus ventajas son que los gatos suelen aceptarlas muy bien y que es muy cómodo el acceso para limpiarlas, pero los olores estarán menos controlados y nuestro gato puede montar una fiesta de arena si es aficionado a lanzarla fuera.

Debemos tener en cuenta que el tamaño del arenero sea el adecuado y no quede pequeño para nuestro gato. También comprobaremos que los laterales no sean muy altos si es para un gatito con problemas de movilidad.
En el amplio grupo de bandejas abiertas hay algunas que tienen los bordes traseros bastante elevados y son muy útiles si nuestro gato lanza la arena por los aires o si tiene problemas y orina sin agacharse del todo ya que evitará que se ensucie la pared o el suelo.

Bandejas de arena cubiertas:

Las bandejas cubiertas controlan mejor los olores y evitan que salga tanta arena fuera, pero a algunos gatitos les cuesta adaptarse a ellas o no llegan a utilizarlas.

Su tamaño debe ser suficientemente amplio para que el gato entre fácilmente y pueda darse la vuelta.
Encontraremos algunos areneros cerrados con puerta frontal (los más habituales) y otros con entrada superior, que son una muy buena elección si nuestro gato es experto en lanzamiento de arena, aunque no servirá si el gato tiene problemas articulares.La limpieza de las bandejas de arena cubiertas es algo más engorrosa que la limpieza de las abiertas. Sin embargo, podemos facilitar la labor eligiendo aquellas con bandeja inferior extraíble.

¿ABIERTO O CERRADO?

La elección de un tipo de bandeja u otra dependerá del espacio que tengamos en casa, de nuestras preferencias y de las de nuestro MICHI.
Cuando el gato llega a casa y se incorpora a la familia, lo ideal es comenzar por una bandeja abierta porque se acostumbrará a ella rápidamente. Una vez nuestro gato esté adaptado a su nuevo hogar, podemos introducir el arenero cubierto.

Cuando vayamos a hacer el cambio de una bandeja a otra, lo ideal es hacerlo de forma gradual. Los primeros días dejaremos ambos areneros y cuando nuestro gato ya esté utilizando el nuevo, podremos retirar el anterior. Además, para que se acostumbren al arenero cubierto, si este tiene una puerta de acceso, podemos quitarla durante unos días y colocarla después.

Si te sirvió esta información guárdala y compártela en tus redes para que más personas puedan leerla.

×

¡Bienvenid@!

Coordinemos vía WhatsApp y tu pedido llegará HOY mismo ;)

× Haz tu pedido vía WhatsApp